Fideicomisos activos (Living Trusts)

Un fideicomiso activo revocable se crea mientras usted está vivo y le permite controlar la distribución de su herencia. El título sobre sus propiedades y bienes se transfiere al fideicomiso. Usted puede actuar como fiduciario o designar a otra persona para que lo haga. Si usted actúa como fiduciario, debe designar a un sucesor para que lo reemplace luego de su muerte.

Si está debidamente redactado y formalizado, un fideicomiso activo revocable puede evitar el procedimiento de validación de testamento y las demoras, ya que el propietario de los bienes es el fideicomiso y no la persona fallecida. Consulte a su abogado y/o contador público diplomado (CPA, por sus siglas en inglés) antes de decidir si un fideicomiso activo revocable es su mejor elección.

Ventajas de un fideicomiso activo con título sobre su propiedad

  • Una pareja de esposos puede constituir un fideicomiso activo revocable conjunto.
     
  • Mientras el fideicomitente actúe como fiduciario o como fiduciario conjunto, no se exige una planilla de impuestos sobre ingreso separada para el fideicomiso.
     
  • Un fideicomiso activo revocable le permite al fiduciario comprar, vender y financiar bienes como siempre.
     
  • En el caso de tornarse incapaz, la administración del fideicomiso activo pasa al fiduciario sucesor, sin necesidad de que un tribunal designe a un curador.
     
  • El fideicomiso activo puede cancelarse o modificarse en cualquier momento anterior a la muerte o discapacidad.
     
  • El proceso de validación de testamento (aún si involucra a varios estados) se evita cuando los bienes se mantienen en un fideicomiso activo. (El proceso de validación de testamento frecuentemente dura entre 9 y 12 meses.)
     
  • Privacidad. Cuando una persona fallece dejando un fideicomiso activo, las disposiciones de ese fideicomiso generalmente no se hacen públicas.
     
  • Un fideicomiso activo desalienta el litigio.
     
  • Una pareja casada que ha constituido un fideicomiso activo puede reducir o eliminar los impuestos federales sobre la herencia estableciendo un fideicomiso exento (Exemption Trust). Mientras ambos estén vivos, los bienes permanecen en el fideicomiso activo revocable. Al producirse la muerte de uno de los cónyuges, el fideicomiso se divide en dos: el fideicomiso del supérstite y un fideicomiso exento. (A los fines impositivos, el cónyuge supérstite y el fideicomiso exento son dos contribuyentes separados.)

 

Desventajas de un fideicomiso activo

  • Constituir un fideicomiso activo cuesta más que establecer un plan sucesorio con un testamento solamente.
     
  • Debe formalizarse un contrato de fideicomiso con un testamento nuevo.
     
  • La transferencia de bienes al fideicomiso activo exige papeleo y acarrea costos que un plan testamentario menos elaborado no requeriría.
     
  • El manejo de un fideicomiso exento puede exigirle un esfuerzo extra al cónyuge supérstite.
     
  • Algunos prestamistas pueden exigir que la propiedad mantenida en un fideicomiso activo sea retirada de ese fideicomiso para refinanciarla.


 

Expresiones comunes

Fideicomitente: quien crea el fideicomiso activo revocable y le transfiere bienes importantes. (Una pareja de esposos puede tener un fideicomiso activo conjunto o cada uno su propio fideicomiso activo por separado.)

Fiduciario: quien administra los bienes del fideicomiso activo.

Beneficiario: quien recibe los bienes del fideicomiso activo.

Inicialmente, el fideicomitente, el fiduciario y el beneficiario son la(s) misma(s) persona(s).