leftEl mandato de venta
El mandato de venta, también conocido como acuerdo de mandato de venta, le da a un profesional de bienes raíces con licencia autorización para actuar en su nombre en la venta de su vivienda. Existen mandatos de venta de todo tipo, pero hay características comunes a todos ellos. Los siguientes son elementos de cualquier mandato de venta válido:

Documento escrito. Todos los contratos de bienes raíces deben formalizarse por escrito.

Empleo. El mandato de venta es un contrato de servicios personales entre usted y el corredor. Contiene todos los términos y condiciones de empleo del corredor y autoriza a éste a representarlo en la promoción y venta de su vivienda.

Retribución. Para que un contrato sea válido, debe haber una retribución. El mandato de venta establece el monto y el momento de pago al corredor. Por lo general, el monto del pago equivale a un porcentaje acordado del precio de venta y se paga en el momento del cierre. Es importante destacar que su obligación de pagar al corredor no depende en absoluto de que la transacción de venta se concrete. Por ejemplo, si el corredor encuentra un comprador de buena fe que está dispuesto a pagar el precio que usted pide y acepta sus condiciones, pero usted se arrepiente en el último momento y decide no vender, el corredor habrá hecho su trabajo y tendrá derecho a que se le pague conforme a los términos del mandato de venta.

Título de propiedad. En todos los mandatos de venta es necesario especificar quién es el titular de la propiedad. Una propiedad no puede venderse a menos que todos aquéllos que tengan título sobre ella sean parte de la venta.

Fecha de expiración. No firme ningún mandato de venta que no tenga una fecha de expiración específica. La duración más común es de 180 días. Si el contrato tiene una duración indefinida como, por ejemplo, "hasta que se venda la propiedad" o no establece ningún período de duración, no lo firme. El mandato de venta es un documento que lo obliga legalmente y no es conveniente que quede obligado a cumplir un contrato que no tenga una fecha de expiración claramente definida. Si el contrato expira antes de que su vivienda se venda, y usted todavía desea seguir usando los servicios del mismo corredor, simplemente puede firmar uno nuevo.

Un mandato de venta puede tener, y a menudo tiene, otros elementos. Como en el caso de cualquier documento legal, lea muy detenidamente el mandato de venta y asegúrese de comprender exactamente qué está aceptando antes de firmarlo. Si tiene alguna duda con respecto al mandato de venta, sería sensato que consulte a un abogado para que se la aclare.